928 735 777 - 609 003 187      comercial@jevem.es    Dónde estamos

TPV, terminales punto de venta, “point of sale”, o como nos guste más llamarlas, son prácticamente imprescindibles en el comercio. Sin embargo, muchas veces no sabemos muy bien en qué consisten estos programas y a veces se tiende a llamar TPV a los datáfonos de los bancos a través de los que se hacen las transacciones.


Qué es una TPV y para qué sirve


Una TPV significa literalmente “Terminal Punto de Venta”. Es la tecnología o sistema informático que nos permite gestionar todo el proceso de venta (los tickets, las facturas, las ventas, etc.). Nosotros introducimos los productos con un número o código de referencia, y esto es lo que nos servirá para hacer las operaciones de gestión.
Una TPV eficaz sirve para acelerar y organizar las tareas ligadas al proceso de venta, de forma que las operaciones comerciales se pueden hacer de forma mucho más fácil que con las ya antiguas cajas registradoras. Además puede permitir hacer cobros por tarjeta bancaria, lo que deja aumentar las ventas y reducir el dinero líquido en la empresa.


Componentes de una TPV


Una TPV se dedica para realizar gestiones comerciales de muy diferente tipo. Es importante que entendamos que hay una parte hardware y otra software. Para hacer algunas operaciones, no basta con descargarse un programa de gestión TPV de libre uso por Internet; si tienes una tienda física, hacen falta componentes físicos. Veamos qué necesitas para tener un sistema completo:

  • Hardware: pueden ser equipos compactos de TPV o modulares. Los compactos son ordenadores adaptados al punto de venta para hacer más rápidas las operaciones de compra. Cuenta con los siguientes elementos: pantalla (táctil en muchos casos), la CPU, un teclado, una impresora de tickets y un lector de códigos de barras y de banda magnética (para leer tarjetas bancarias).
  • Software: es el programa de gestión con el que opera el vendedor (y también el jefe de la empresa) para tener toda la información del inventario guardada y cada transacción quede registrada y pueda efectuarse de manera rápida. Los hay de tipo genérico o específicos y pueden estar disponibles en distintos ordenadores en red con contraseña para que sólo el gerente tenga acceso a la información más confidencial o sensible.
    Con esto ya tenemos algunos conceptos de lo que es una TPV y cómo te puede servir para mejorar las operaciones en tu empresa.
­
Powered by JS Network Solutions